Síndrome de la cabeza plana y cómo prevenirlo

Qué es el Síndrome de la cabeza plana

El síndrome de la cabeza plana se produce principalmente al ejercer presión continuada en uno de los lados del cráneo del recién nacido. Al no haberse formado por completo, el cráneo del bebé es extremadamente sensible a este tipo de presiones y puede ocasionar asimetrías en el cráneo. Existe la posibilidad de que el propio desarrollo del bebé corrija el síndrome de la cabeza plana. No obstante, es conveniente conocer algunas formas para poder evitarlo y ayudar a su prevención y mejora.

Algunas cifras acerca del Síndrome de la cabeza plana

PlagiocefaliaEl Síndrome de la cabeza plana o también conocido como Plagiocefalia o Plagiocefalia postural es un síndrome bastante común dentro de lo que cabe en los bebés recién nacidos. Manifestándose principalmente entre las primeras 7 y 12 semanas tras el nacimiento. Un estudio publicado por la universidad Canadiense de Alberta recoge que el índice de bebés afectados por el Síndrome de la cabeza plana durante este periodo es del 46’6%. (http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23837184). El síndrome de la cabeza plana ha registrado un aumento sustancial en aquellos países en los que se recomienda poner al bebé a dormir boca arriba para evitar las consecuencias de otro conocido síndrome infantil como es el SMSL (Síndrome de Muerte Súbita del Lactante), campaña que se inició en muchos países de avanzado nivel de desarrollo durante la década de los ’90.

Dos situaciones en las que se produce el Síndrome de la cabeza plana

El síndrome de la cabeza plana puede darse en el nacimiento debido a la posición que el bebé adopta en las semanas que preceden al parto o por la falta de líquido amniótico a medida que va creciendo. En el caso de que se produzca un parto prematuro, el riesgo de padecer el síndrome de la cabeza plana aumenta, ya que en estos casos el nivel de desarrollo es aún menor que partos producidos a los 9 meses. En cualquier caso, al producirse previo el nacimiento este tipo de plagiocefalia es más difícil de evitar. No obstante, se aplican las mismas recomendaciones para combatirlo a medida que el niño/a va creciendo.
Algunos bebés tienden a ladear su cabeza a la hora de dormir sobre un lado específico. Si tenemos en cuenta los largos periodos de sueño de los pequeños tras el nacimiento (hasta 20 horas) y una postura continuada ejerciendo presión en el cráneo, las posibilidades de sufrir síndrome de cabeza plana aumentan considerablemente. También es cierto que no todas las superficies sobre las que descansa la cabeza del bebé son iguales, hoy en día existen soluciones diseñadas de manera específica para combatir el síndrome de la cabeza plana como el colchón de cuna y mini cuna Ecus Care.

Colchón de minicuna

colchon_de_cuna

Consideraciones para evitar el Síndrome de la cabeza plana

A pesar de la importancia de seguir las recomendaciones posturales acostar al bebé boca arriba a la hora de dormir por ser la forma más segura, conviene también la observación del pequeño/a en su lecho. En ocasiones el Síndrome de la cabeza plana puede derivarse de otras dolencias como tortícolis o fruto del entumecimiento de los músculos del cuello. Por eso conviene identificar rápidamente si el bebé es propenso a ladear la cabeza hacía un lado más que el otro o si tiene dificultades para girar el cuello hacia el lado contrario sobre el que reposa. Bien es cierto que el SMSL ha disminuido notablemente tras la campaña ‘Back to sleep’, no obstante hoy en día hace que los pequeños pasen mucho tiempo boca arriba. Un rato de juego aprovechando las horas de más actividad puede ayudar al bebé a fortalecer el cuello y los hombros.

¿Cuáles son los casos más propensos?

Como señalábamos con anterioridad, desafortunadamente es un síndrome que se da de manera habitual en la actualidad, cabe remarcar que existen algunos casos de mayor riesgo para contraer el síndrome de la cabeza plana, como son:

bebe_bg

  • Nacimientos prematuros: Por la vulnerabilidad y poca formación del cráneo
  • Primogénitos
  • Embarazos múltiples: También puede ejercerse presión en el cráneo de los pequeños en el interior del útero
  • Complicaciones en el parto, uso de fórceps o ventosas
  • Problemas en los músculos del cuello

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>